sábado, 1 de octubre de 2016

A Traves de Una Foto



Holiiisss bebeses *0* si es la tipa rara que nunca sube nada xDD aquí les traigo algo para sus ojazos bellos y si les gusta pues síganlo por watpad porque se me hace mas fácil actualizarlo allí por todo eso de que no uso mi pc y es mas lo que estoy sin ella xDD




La brisa del verano se colaba por las ventanillas del auto acompasándose con la música saliendo de los altavoces, mi voz algo chillona y desafinada la seguía, o al menos trataba.

Un sentimiento de libertad me llenaba y solo mis labios daban evidencia de ello ya que mis ojos estaban bien ocultos bajo los lentes de sol mas grandes que que habia conseguido en la tienda, después de todo mi cambio de look aun me apenaba un poco.

- Ahora si puedes hacerle justicia a tu nombre de sirena - había comentado mi prima Fay mientras ella y su gemela analizaban a fondo mi nuevo guardarropa.

De eso ya hacian cinco meses y aun no me acostumbraba a tanta atención masculina la cual parecía ir en aumento cuando se descomponia mi adorado auto. La otra gemela, Alora, insistía en que no entendía que le veían los hombres de sexy a estar bajo un vehículo toda grasienta y sudada ademas de arruinar un sin fin de ropa, pero como ambas se habían propuesto a conseguirme un novio antes de terminar el año y la mecánica era mi punto fuerte no se quejaban mucho.

Y ahora yo iba rumbo a su casa a una hora de camino. Desde alli iríamos a la casa en la playa que tienen mis tíos a unas tres horas mas de viaje, llevábamos tres meses esperando este dia ya que dispondríamos de una semana entera sin padres ni vigilancia, claro está que eso a mi me traía sin cuidado pero mis brujitas querían divertirse y sin mi no habría permiso ni transporte.
A quince minutos de la casa de mi tia una llamada interrumpió mi canción favorita al conducir y fue reemplazada por la voz de mi madre.

- Ariel, tu tia acaba de decirme que no has llegado ¿En donde demonios andas?

- mamá, cálmate. - dije respirando profundo - estoy casi llegando ¿Por quien me tomas? No tengo intensión de ganarme una multa por exceso de velocidad solo por ser puntual, te llamo cuando llegue a la playa. Te amo.

Con el mando oculto en el volante le colgué y silencie las llamadas para que no me siguiera interrumpiendo, ella sabía cuanto amaba la soledad y mas cuando solo eramos la carretera y yo.
Mientras empezaban los suburbios junto con otra canción sono un muy fuerte ¡poff! haciendo que me orillara frente a una panadería. Con un suspiro baje del auto resignada a ver que ocurría y al acercarme a la puerta del pasajero pude ver un caucho sin aire. Por unos segundos lo contemple sin saber que hacer, mis primas me matarían si ensuciaba mis jeans de diseñador y aun mas si alguna mancha llegaba a mi camisa roja a cuadros.

Rayos.

- ¿Necesitas ayuda? - pregunto una suave y melodiosa voz.

Gire a ver al proveedor de la voz y encontré a un joven unos dos años mayor que yo, llevaba ropa deportiva algo sudada pero no de esa forma toda fea y asquerosa, su ojos Azul celeste me dejaron atrapada en ellos ¿Que me estaba diciendo? ¿Era conmigo?

- E..emm.. Estoy bien la verdad - dije por costumbre. me dedicaba a la mecánica ¿como un caucho podría mas que yo? Que estupidez.

-Parece ser que eres una chica ruda entonces - dijo recostando su espalda de mi auto, como odiaba que la gente hiciera eso.

Preferí guardar silencio y abrir el maletero con el mando a distancia y sacar todos mis implementos, pero habia un problema... Mi estúpidamente grande maleta no me dejaba hacer nada y me era imposible sacarla sin fuerza extra.

- ¿Segura que no necesitas ayuda pequeña? - dijo el chico acercándose.

Suspiré resignada mientras señalaba mi maleta.

- ¿Puedes sacarla por favor?

El chico me mostro una media sonrisa y se colocó junto a mi, al ver el tamaño la maleta, volteo a verme. Haciendo que su estúpidamente brillante cabello dorado, con su peinado "casual", casi me encegueciera. Agradecía tener aun mis lentes de sol.
Volviendo al aqui y ahora..

- ¿Te estas mudando aqui? - me preguntó con un brillo que parecía ¿esperanza? en sus ojos, los cuales eran tan lindos...

¡Demonios Ariel! ¡Fay y Alora se molestaran si tardas! Aunque si consiguiera el numero de ese buen ejemplar de caballero se les pasaría... El chico se me quedo viendo como si esperara una respuesta ¿Una respuesta a que? A una pregunta que habia hecho y que no recordaba ¡Argh! ¿Que me ocurria?

- ¿Y bien? - preguntó sacándome de mi ensoñación.

- ¿Y bien.. qué? - pregunte sonrojándome. Ahora si que no me quitaría los lentes de sol.

- ¿Te mudas o para que necesitas una maleta tan llena? - dijo divertido por mi despiste.

(...) Continuar en Watpad x

No hay comentarios.:

Publicar un comentario